domingo, 25 de octubre de 2009

Ojos abiertos


Mi primera salida sola (entiéndase: sin Adam) después de tanto tiempo. Es increíble como una puede llegar a darse cuenta de tantas cosas en una sola noche:

1. Desde la invención de la cámara digital, uno nunca tiene suficientes fotos. En los tiempos de la cámara de rollos, tener treinta y seis tomas era toda una maravilla. Treinta y seis fotos sonaba a album lleno, pero aún así había que saber escoger qué escenas fotografiar, y por supuesto, mantener el conteo, de lo contrario sucedía la típica formación para la última foto que no se puedo concretar porque oh my, ya no había rollo. En cambio ahora, todo ello ha cambiado con la camarita digital. La cantidad de fotos que puedes tomar en una noche es extendidamente proporcional a cuantos gigas de memoria tenga tu cámara. Y de ahí vienen las fotos innecesarias: cuando te estás arreglando, cuando ya te arreglaste, todos en casa antes de salir, fotos en el taxi, fotos sobria, fotos ebria, fotos que terminas rogando que borren (ese es otro beneficio, antes si salías mal en una foto pues que pena por tu cara pero eres así y así te quedas, ahora puedes fingir una pose mejor y la foto mala queda en el olvido de la papelera de reciclaje), fotos bailando, fotos posando, fotos de la hora loca, etc, etc, etc. Y si, terminada la noche, aún te queda espacio en la tarjeta de memoria, te tomarás fotos llegando a casa, fotos sin maquillaje, fotos pretendiendo dormir, fotos cuando despertaste, fotos con cara de resaca, fotos, fotos y más fotos, y todas irán a la misma carpeta el facebook con la etiqueta de "noche de juerga", obviamente, tras haber pasado por un filtro de aprobación multitudinario, osea, que todos los que salen en las fotos digan que está ok que las publiques.

2. No interesa cuánto te arregles esa noche, cuánto te esfuerces, cuánto gastes, siempre, SIEMPRE llegará alguna regia que nos va a cagar. Es increíble como algunas mujeres pueden lucir estupendas sin el mayor esfuerzo ni dedicación. Para ti, los preparativos para esa noche empiezan la mañana anterior, en que te acuerdas que tienes que entrar en el vestido como sea, así que desayunas, almuerzas y cenas ensalada de papaya, lo mismo al día siguiente. Te vas a dormir temprano pues no quieres lucir ojeras, y en la mañana te dedicas a hacerte exfoliaciones, depilaciones, hidrataciones, te llenas de mascarillas, te haces manicure, pedicure, te vas a la peluquería, te aguantas a un maricón jalándote los pelos por una hora, luego te recubres en maquillaje, perfume, joyas, te metes en el soñado vestido que a punta de hambre lograste ponerte, y te sientes como Cenicienta lista para partir. Llegas a la fiesta y se te cruza un espécimen femenino cuyo único maquillaje es su bronceado, con el pelo suelto y un vestido chiquito, que apenas huele a colonia de baño y de joyas solo tiene puesta una cuentita negra con un dije de plata. Y se le ve más regia que a ti. Qué injusta es la vida a veces.

3. Los hombres también forman alianzas y traman triquiñuelas para lidear con sus ataques de celos y anhelos de control durante esa noche que decidiste salir sola. Primero él te manda un mensaje preguntándote a dónde vas a ir y con quien(es), a lo que respondes solemnemente "A una fiesta con la gente del trabajo". Luego el ofrece en irte a dejar, y tú respondes "No gracias, ya quedé en irme con una amiga del trabajo". Luego el ofrece en irte a recoger, y tú respondes "No gracias, me vengo con una amiga del trabajo". Luego él insiste, así que le recuerdas que cuando él sale con la gente de SU TRABAJO, tú no lo marcas de esa manera, a lo que él responde sobonamente "Lo que pasa es que te extraño". Claro. Luego a mitad de fiesta, recibes un mensaje de SU MEJOR AMIGO: "Lo, si quieres te paso recogiendo, me mandas un mensaje pero al cel de Adam"... Qué tal marcación, y qué poco disimulados, al menos las mujeres le ponemos sutileza a nuestro estilo, en fin...

Fue una buena noche.

4 muestras de empatía:

Anónimo dijo...

jaja!! muy de novela todo lo que escribís!! (te confieso que leí todo muy por arriba pero bueh,,)
Por lo menos te comento para que te animes a seguir escribiendo!! que no decaiga el blog!! que está muy bueno!! Saludossss!!!

Pd: chee!! los hombres no somos así xD

Veronica Fukuda dijo...

seu blog é muito original.
devia atualiza-lo...
parabens

mabechan dijo...

Hola por casualidad encontré tu post y me gustó mucho lo leí de principio a fin, pero veo que está desactualizado, la historia quedó inconclusa, me gustaría saber que fué de Lil y Adam, estuvo muy entretenido, escribes muy bien.

Anónimo dijo...

Hola Lil, de casualidad he encontrado tu blog, buscaba en google experiencias de parejas con relaciones largas, pues llevo mucho años de relacion con mi chico y llevo un tiempo que no soy feliz.... Me he sentido muy identificada contigo, pues yo también empecé con él en la universidad, llevamos 11 años juntos y ya no es como antes, ni él, ni nuestra relación.

Me gusta mucho cómo escribes, he llorado y he reido con lo que has escrito porque me recuerda a momentos que yo también he vivido.

Llevo 2 noches en vela leyendo tu blog, y me has dejado con ganas de más...¿al final que os ha pasado a ti y a Adam? Despues de 6 años sin actualizar podrias decirnos cómo te va todo, si sigues con él o al final lo dejaste, o te volviste a enamorar...


Un beso,

Maria (España)