jueves, 9 de julio de 2009

Sí, hoy tengo PMS

Recuerdo haber escrito sobre esto antes. Y lo recuerdo porque lo acabo de leer. Recuerdo cómo mi opinión era distinta, cómo yo pensaba en otras cosas hace no mucho tiempo. Recuerdo la ilusión, el miedo, la idealización de vivir ese momento, con una nota de desesperación porque no se veía venir. Lo que no recuerdo es cuándo todo es cambió.

Tengo dudas. Muchas. Estoy cansada de tenerlas pero las tengo. Mis dudas se han vuelto en mi escudo protector, aquel que impide que nada me lastime, que previene que alguna espada malévola pinche mi corazón tan reparado y reabra alguna vieja cicatriz o desenmiende alguna costura reciente.

Adam tiene tantas cosas que no me gustan, que en mi calidad de enamorada las puedo dejar pasar, pero que como esposa no podría. Y esa es mi gran preocupación. ¿Y si Adam y yo no somos el uno para el otro? ¿Y si lo único que nos une es el tiempo y energía invertidos en la relación? ¿Y si el amor no nos alcanza para sobrevivir los batallazos de un matrimonio? ¿Y si eventualmente nos llegamos a cansar el uno del otro, o despertamos un día para darnos cuenta de que casarnos fue un error? ¿Y si terminamos engendrando pobres víctimas de nuestra inconsistencia, testigos involuntarios de nuestras supernóvicas peleas?

En poco más de diez años he llegado a conocer a Adam en muchos aspectos, tanto buenos como malos. Pero últimamente solo puedo pensar en los malos. Sé que los buenos están ahí, los veo a veces, los siento a veces, me hacen sonreír a veces. Pero "a veces" ya no es suficiente. Yo quiero "siempre".

Adam es adicto al trabajo. Sale tarde de la oficina porque prefiere quedarse trabajando que hacer otra cosa. El dice que es porque tiene asuntos pendientes, yo digo que simplemente le gusta trabajar. Supongo que esto debería ser un punto a su favor... un chico trabajador, qué más querría una. Pero cuando estás sola en casa, esperando sentada junto a una cena fría a que llegue el que te prometió amarte hasta la vejez, el workaholismo ya no suena tan agradable. Mucho menos si eso es causa de su cansancio eterno. Adam siempre está cansado, siempre, y cuando no lo está, quiere "relajarse", entiéndase, tirarse frente a la TV sin hacer nada divertido más que zanganear. Y como buen zángano, espera que le traigan todo y no mueve un dedo para nada. Y (aquí viene la queja fuerte) como buen zángano, pareciera que pierde su aparato genital después de la cópula y muere, pues después de una ya no quiere nada más que dormir (¡cómo extraño nuestras épocas de siete veces al día!).

Adam no se divierte conmigo. Cuando sus amigos están cerca, conversa, toma, se relaja, ríe, hace bromas, baila... es Mr. Social Life en persona. Cuando sale conmigo (en el excelso caso de que haya querido salir) habla de su trabajo y de su trabajo, una y otra vez, de gente que ni conozco, de asuntos que ni entiendo, bla bla bla... No quiere bailar, prefiere no tomar, no bromea, no se relaja, terminamos peleando del aburrimiento y cada uno termina a un extremo del taxi mirando por la ventana cómo se divierte el resto y rumbo a casa. Digamos que estoy siendo injusta, digamos que debería agradecer porque le interesa compartir conmigo todos, toooooodos los aspectos referidos a su trabajo, pero si hablamos de justicia, lo justo también sería que él escuchara sobre el mío. Y la verdad hace tiempo dejé de contarle a Adam cosas referidas a ello. Me cansé de ver su mirada al vacío cuando le hablaba, de que esperara a que terminara de hablar para empezar con lo suyo, de que me preguntara una y otra vez quién es tal persona que le he mencionado miles de veces, que minimizara cualquier problema que hubiera tenido con alguno de sus consejitos prácticos. Ahora cuando me pregunta qué tal me ha ido, contesto "Bien" y eso le basta.

Adam pretende no controlarme, es más, casi logra que crea que no lo hace. Pero sí lo hace, aunque lo disimule muy bien. Siempre quiere saber en dónde y con quién estoy, pero lo averigua de manera tan sutil que hasta pareciera que no le importa. Y no, no es que él trate de respetar mi espacio... ¡no! lo que en realidad trata es que yo no invada el suyo. Adam se mueve por la ley del espejo; no le hagas al otro lo que no quieres que te hagan. Si no quieres que te controlen, no la controles. Su anhelo de independencia me tiene enferma. No sé cómo hacerle entender que no me importa si sale con sus amigos, no me importa si se va a jugar un partido, no me importa si salen por unas chelas, solo hay dos cosas que me importan: uno, que no me deje plantada por irse con ellos, y dos, que si hay algo que contar, que me lo cuente. No me gusta quedarme esperando en la noche a que él llegue para después recibir su llamada de último minuto avisándome que no va a venir, y no me gusta enterarme por otras personas que lo vieron en tal sitio haciendo tal cosa y con tal y tal personas.

Podría seguir y seguir, pero no quiero amargarme la noche pensando tanto. He descubierto que hacerlo sin supervisión me puede hacer mal. Hay muchas cosas que me disgustan aparte de las ya mencionadas: su familia, sus amigos idiotas, su falta de tiempo para mí, su indiferencia... no sé, mientras más me releo, empiezo a sonar más como la típica enamoradita idiota que quiere al chico solo para ella y para nada ni nadie más. ¡Pero no es eso!

¿Será que me quejo demasiado? ¿Será que me he vuelto pesimista y solo estoy viendo lo malo? ¿Será que todo lo que veo es una señal de algo? ¿De que Adam no me ama? ¿De que ya no lo amo yo? No, yo tengo amor, eso lo sé, es algo que se siente y se vive, pero ¿qué pasaría si algún día se me acaba? ¿o si se la acaba a él? ¿por quién temo realmente?

Podría discutir todo esto con Adam... ya puedo predecir los consejos: habla con él, convérsenlo, explícale tus dudas, él te va a escuchar. No lo va a hacer. Pretenderá que lo hace, o quizás ciertamente lo haga, pero el cambio le durará una semana y luego será todo lo mismo. Ya hemos hablado de esto antes, mil veces, y ya no tengo fuerzas para hacerlo de nuevo, y solo me queda mi blog, mi fiel blog donde puedo descargar mi frustración y temor con la confianza de quien baila desnudo en su propia casa. Adam y yo no sabemos pelear, no sabemos conversar, ni discutir, no sabemos entendernos, en diez años no hemos sabido y quién dice que algún día aprenderemos.

Y así uno no puede ni soñar con matrimonio. Tal vez el que Adam aún no me lo pida oficialmente no sea tan malo después de todo.

5 muestras de empatía:

Cayetana dijo...

Querida Lo, con todo el respeto que te tengo, permíteme comentarte: Yo viví algo muy parecido a lo tuyo, muchos años juntos, engaño, rencor, reproche, perdón, intento de una vez más, tratar de autoconvencerse, costumbre, aburrimiento, tratar de tapar el sol con un dedo, hacerse la ciega, nostalgia de lo que fue o lo que pudiera ser y en fin, muchas situaciones que te puedo mencionar sin tener que ser las mismas que tu pasas. A lo que quiero llegar es que cuando las cosas no van, no van, así le des muchas vueltas al tema. Escúchate. En la actualidad traigo a cuestas otra historia y cuando miro atrás me pregunto "por qué aguanté?, por qué perdí el tiempo?, en realidad creía que iba ser feliz?", no me arrepiento lo que viví con esa persona porque aprendí y maduré pero de haber continuado con esa dinámica hoy seríamos parte de la estadística de divorciados en el mundo. Con los años y la experiencia incluso el amor toma otro matiz, para mi hoy por hoy es más bonito o será que en realidad ahora sí amo de verdad.
Cuidate Lo, ojalá pronto encuentres tus respuestas.
Cayetana.

Mercy dijo...

I think this is the kinda things when all u can do is just listen to urself... everybody will come with their so-called great advice based on their own "wide experience" but in the end it's only u who knows all the truth involved in ur situation... u know the good and the bad, the beautiful and the ugly, u know what u love and what u hate about Adam, so ur the only one who can decide on this. I wouldn't take the risk of paying attention to those well-intentioned advice that can only mess up with ur thoughts... it's u girl, u decide, cuz it's ur life! ppl who read u think they know everything about u, but they only know what u want them to know which isn't everything, is it? so... careful with those advice they dispense here... like that girl Cayetana, she seems cool, but her advice has nothing to do with what ur really going through... i think that if u felt that u really r in a loveless relationship, u would've ended it up with no need of someone telling u to. Think about it. Love.

Un resumen en espanol: no tomes consejos de las personas que no saben todo sobre tu y Adam, en este caso tu debes decidir sola porque solo tu sabes la verdad de ustedes. Un beso.

Karlisle dijo...

tomate tu tiempo de una vez por todas, afuera hay un mundo por conocer, si ya te cansaste de dar todo lo ke tienes y no se da cuenta pos adelante alejate de una vez y no mires atras...estoy pasando algo similar..y la verdad yo ya me canse, pero bueno tu!! solo tu!! y nadie mas ke tu!! tiene la ultima palabra..cuidate

Lydia dijo...

Hola, me llamo Rocio, justo hace dos dias acabo de terminar con mi novio, aun no sé como llegué a tu blog, llevaba con el 4 años y lo amo pero las cosas no son como antes muchas cosas de las que dices me son muy familiares, todo se volvio muy monotono entre él y yo; y si, me pasa lo mismo hablamos y solo dura una semana el estar contentos y felices despues de dicho tiempo al parecer se resetea y comienza otra vez a ser grosero a ignorarme, sabes cuando empeze a pensar que debia dejarlo ? cuando le pedia un beso y abrazo y me preguntaba el por que lo queria, cuando si no se lo pedia no me lo daba... Yo lo amo mucho y aunque la que termino fui yo, me gustaria que regresara, aún sabiando que es dudoso que lo haga, lo espero... no es justo ademas mañana es mi cumpleaños y me la queria pasar con él.

Lil'Lo dijo...

Hola Rocío, antes que nada ¡Feliz Cumpleaños! no hay razón para que no te la pases bomba mañana, así que aprovéchale y disfruta que aún puedes alegrarte de cumplir un año más...
Por otro lado, entiendo tu caso, quisiera poder decirte qué pasará pero he llegado a aprender que en el caso de las parejas nunca se sabe, cada pareja es un mundo aparte, y los bien intencionados consejos no suelen ser siempre los mejores. Espero de todo corazón que la tristeza se te pase pronto, y que la vida te traiga lo que te mereces, lo que mejor sea para ti, ya sea reconciliación u olvido. Besos.